Fiscal Díaz lamentó el crimen de docente en Fraile Muerto

Los habitantes de Fraile Muerto, ciudad al Oeste de la capital de Cerro Largo, Melo, no salen del estupor ante el asesinato de la docente de inglés María Julia Olivera Desplast, de 29 años. La misma fue ultimada de al menos tres balazos por su esposo, R.A.M., de 42, con quien llevaba siete días separada.
El hombre, según indicaron medios del departamento, habría actuado enardecido ante el deseo de su esposa de separarse. Trascendió que la víctima sufría episodios de violencia doméstica que había pedido no trascendieran a su círculo más íntimo. Estaban juntos desde que la víctima tenía 15 años y tenían un hijo en común.
Como se informara, la mujer arribaba a su casa en bicicleta, a una cuadra del liceo de la localidad en donde se desempeñaba como docente, cuando fue abordada por su esposo quien le disparó en la calle, para finalmente darse a la fuga. Minutos después, el hombre se entregó en la comisaría, donde llegó acompañado por un hermano a quien le contó lo que había hecho.
Un vecino, testigo ocasional del crimen, dijo a medios que el asesino “dejó la camioneta a una cuadra y se vino caminando hasta la esquina, la esperó con el arma en la mano”. “Julia regresaba en bicicleta cuando fue asesinada de tres tiros por su esposo”, precisó. El hombre traía un casco de moto y lo dejó abandonado junto al revólver. “Presumo que el casco que él traía era para cubrirse la cabeza para que no lo conocieran, pero no le dio el tiempo ponérselo porque ella ya venía en bicicleta”, agregó.
En tanto, al centenar de muestras de congoja expresadas sobre todo a través de Facebook, el fiscal de Corte, Jorge Díaz, oriundo de Fraile Muerto, tuiteó al respecto. “Ocurrió en mi pueblo, en la cashe 12 como la llama Hugo Rojas Olivera. Julia fue compañera de mi sobrino. Conozco a toda su familia desde que era niño. Sus padres, sus tíos, sus abuelos… Un nuevo feminicidio duele y que esto sigue teniendo nombre”, publicó.
Visiblemente afectada, la alcaldesa de la ciudad, Gabriela Echenique, dijo que Julia “lo había dejado hacía siete días porque él era violento, pero pidió que nadie dijera nada y que no hicieran denuncia para no hacer pasar a su hijo por un mal momento”. Y agregó: “Evidentemente ese silencio le costó la vida y el sufrimiento de su propio hijo que ella tanto protegió”.
La Escuela Técnica de Fraile Muerto “lamenta informar el fallecimiento de una querida compañera y amiga integrante del cuerpo docente de la Institución, profesora de inglés Julia Olivera. Nos sentimos muy acongojados y hacemos llegar nuestro más profundo cariño, solidaridad y respeto a toda su familia”, publicaron en Facebook.

Compartir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone