Andrés Ariano: “Los productores lecheros están actualmente igual o peor que hace tres meses”

El gerente de la Asociación de Productores de Leche de Paysandú (APLP), licenciado Andrés Ariano, manifestó a EL TELEGRAFO que los productores lecheros “están actualmente igual o peor que hace tres meses, porque la remisión ha caído y se comienzan a secar vacas para la próxima parición”. Agregó que algunos están haciendo reservas, “que ya tomaron el precio de la suba de tarifas y van a tener que pagarlo entre dos a cuatro meses, depende de cómo hayan arreglado con el prestador de servicios”.
Ariano explicó que los costos de producción “aumentaron y la materia prima sigue siendo la misma, por lo que no hay mucho misterio y la situación está fea”. De todas formas, aclaró que los productores remitentes a la industria PILI “tienen un poco más de seguridad y apuestan a mantenerse en el circuito. No hay perspectivas de que la leche vaya a subir, pero los costos de producción ya los subieron. El productor estaba igualado o, como en la mayoría de los casos, estaba perdiendo, ya sea por el pago del Fondo de Financiamiento a la Actividad Lechera (FFAL), por los créditos que se habían tomado, por el atraso de algunas cuotas cuando se necesitan insumos para plantar sorgo o las reservas con que se proyecta el año para adelante”.
El productor “después se detiene a pensar y dice que hay que preparar las pasturas que, dentro de un tambo, lo más caro que hay es implantar lo que será la comida del ganado, con un panorama no tan bueno del precio en el mercado internacional”, detalló.
Y agregó que “no hay nada que indique que van a bajar los costos de producción, llámese energía, gasoil, entre otros. Tampoco hay como achicar la compra de insumos, porque estos van a subir por inercia, ya que el responsable de hacer los fletes tendrá que subir su precio porque aumentó el combustible, el que maneja ganará más porque aumentó el sueldo, además de pagar la luz en su casa y así se convierte en una cadena”.
Proyectó al productor hacia el futuro “tratando de subsistir y manteniéndose estable”. Ariano precisó que “hay tamberos que son colonos y están complicados con la renta del instituto, y que están esperando el fondo creado de 30 millones de pesos, que aún no salió, está demorado y no llegará a todos los productores”.
Otro aspecto destacado por el gerente de la APLP, es que “existen productores que achicaron su rodeo para no endeudarse con terceros y con la banca. Ese productor hoy quiere volver a producir lo que producía antes y tiene que comprar una vaquillona y esperar dos años para que comience a producir, armando nuevamente el rodeo”.
Más allá de reforzar la idea de que el panorama es “muy complejo”, aclaró que “los ánimos en la zona cambiaron, porque la industria local PILI logró un apoyo de los bancos y ya no se los escucha decir que van a cerrar el tambo”.
PASO FIRME
Con respecto a la situación de la industria PILI, que logró un apoyo importante a su complicado endeudamiento con los bancos, el titular de la APLP, Gerardo De Souza, mencionó a EL TELEGRAFO que “los productores lo recibimos de buena manera. Fue un paso firme para seguir aguardando que se solucionen las diferencias entre Conaprole y el gremio de trabajadores de esa industria, para recibir los 60.000 litros de leche diarios que espera PILI”.
Agregó que esto “le brinda también una paz espiritual al tambero, porque había mucha incertidumbre en lo que sucedería para adelante. Habrá que ver cómo siguen los mercados y que la remisión sea buena”. Además, al sacarle la inseguridad al productor, “permitirá que el tambero se proyecte para este 2018, acomodándose con su reserva”.
De Souza explicó que, en la jornada del jueves, el ingeniero agrónomo Roberto Ceriani, presidente de la Asociación de Productores de Leche de Parada Esperanza (Aplpe) e integrante de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), “nos comunicó que hay un grupo de productores remitentes a Conaprole y conscientes de esta situación, que podrían mandar leche a PILI por determinado tiempo, si es que no se define la situación entre el gremio y el directorio de la cooperativa, que aún no está muy claro”.
MOVIMIENTO
En cuanto al movimiento que se ha generado en el sector agropecuario, que nació el lunes 8 de enero en Paysandú, De Souza fue claro en que lo vienen “siguiendo de cerca. Creemos que fue un movimiento muy bueno y reflejo de lo que está sucediendo en el sector agropecuario y en la sociedad en general”.
Reiteró que el apoyo de su gremial “es total y estaremos participando el martes 23 de enero en la reunión en el local Santa Bernardina de la Sociedad Rural de Durazno. Sostuvo que el mensaje que da este movimiento “es de unir y no de separar, como desde algunos sectores de la sociedad se quiere dar. Por eso, además de apoyar, también convocamos a todos los productores, porque es una muy buena expresión del agro”.

Compartir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone