Vaca Shorthorn de Santa Eulalia y La Loma fue medalla de plata en América

La vaca Shorthorn Gran Campeona de la última edición de la Expo Prado, perteneciente a la sociedad conformada por la cabaña de Paysandú Santa Eulalia, de Juan Moreno, y La Loma, de Juan Francisco Nascimento, obtuvo la medalla de plata.
Hace algunos años se ha instaurado, en varias razas bovinas, distinguir la genética de los mejores animales en los distintos continentes. Para ello, primero se seleccionan los ejemplares que fueron grandes campeones de las principales exposiciones de cada país, como la Expo Prado en Uruguay, Palermo en Argentina, la de Asunción en Paraguay o Esteio en Brasil. Definidos los grandes campeones, las sociedades de criadores se encargan de realizar una carpeta con fotos y videos de cada animal –el Gran Campeón y la Gran Campeona–, al tiempo que aportan los datos de la progenia de ese reproductor.
La vaca que se destacó este año en la Rural del Prado es un ejemplar adquirido por la sociedad a la cabaña Santa María, de Walter Mario Damboriarena, en la Rural del año pasado. Desde que fue comprada está en el Centro de Entrenamiento La Cabaña de “Carlucho” Moreno, ubicado a pocos kilómetros de la ciudad de Paysandú, cerca de ruta 90. Carlos y Jorge Downey, de Argentina, fueron los jurados este año de la raza Shorthorn en la Expo Prado y expresaron que “Uruguay ha mejorado un montón, con animales más moderados y carnudos”. El día de la calificación definieron a la Gran Campeona expuesta por la sociedad de sanduceros y salteños como una vaquillona “estupenda, que se movía como una ternera.
Es larga, profunda, muy femenina y le cabían kilos”. La definición del continente americano se desarrolló el sábado. Fueron jurados Héctor Bonomi (Uruguay), Stuart Robbie (Nueva Zelanda), John Elliot (Escocia) y Lee & Dawn Wilson (Canadá). En la instancia definitoria, fue medalla de oro el ejemplar de Argentina con 11 puntos; medalla de plata la de Uruguay con nueve y medalla de bronce, con cuatro puntos, el reproductor de Brasil.
“Para nosotros es un orgullo estar al más alto nivel de Sudamérica con nuestra vaca”, explicó “Carlucho” Moreno a EL TELEGRAFO. “Más allá del premio, significa que el Shorthorn de nuestro país está bien posicionado en América y cuando la vimos por primera vez con ‘Chumbo’ Nascimento, no estábamos tan errados sobre la calidad de esta vaca”.

Compartir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone