Quemaron cables que “encontraron”

Al menos dos móviles policiales concurrieron ante una columna de humo negro que se elevaba frente a la sede del Yacht Club Paysandú. Minutos antes, dos jóvenes fueron vistos cargando un rollo de gruesos cables. Se internaron en el baldío ubicado detrás de la cancha del club Los Sauces, e hicieron una fogata con los cables.
De forma presurosa, la Policía arribó al lugar e interrogó a los jóvenes. “Les preguntaron de dónde habían sacado los cables (unos 70 metros de grueso calibre, sin marca que pudiese servir para identificar al dueño) y les respondieron a los agentes que los encontraron en una volqueta.
Y que los estaban quemando nomás. Sin darles más explicaciones”, relató el testigo a EL TELEGRAFO.
Aunque esta práctica es común para la comercialización del cobre de los conductores eléctricos y por lo tanto resultaba sospechosa la actitud de los jóvenes, “los policías entendieron que no podían hacer nada más porque ahora con esta nueva legislación, están atados de pies y manos. A lo sumo se podría imponer una sanción por violación del edicto del fuego –vigente desde el 1º de diciembre y que prohíbe el inicio de fuegos al aire libre–, pero es una falta y no un delito”. “Esto desalienta la denuncia, porque basta decir ‘el cable estaba tirado en una volqueta’ para que nadie se haga responsable”, comentó.

Compartir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone