Uruguay comienza a planificar el futuro

El pasaje a Rusia 2018 está asegurado. Por primera vez desde que las eliminatorias se disputan en el régimen de todos contra todos, Uruguay clasificó sin el trauma del repechaje, ocupando el segundo escalón de la tabla.
Pero en la Celeste no descansará nadie. Los jugadores que militan en el exterior volvieron a sus clubes de origen, y el cuerpo técnico comenzará a pensar en lo que será la preparación mundialista.
Primero, A jugar
Teniendo en cuenta el poco tiempo con el que el técnico Oscar Tabárez (al igual que el resto de sus colegas) puede contar con los jugadores, se tornarán vitales los próximos partidos que deberá afrontar la Celeste.
Por lo pronto, quedaron confirmados los primeros dos partidos amistosos, que se jugarán en noviembre. El boleto directo permitió a Uruguay confirmar dos compromisos interesantes ante combinados europeos.
El primero será el viernes 10, cuando visite en Varsovia a una Polonia no solo clasificada al Mundial, sino que podría llegar a ser rival celeste dado que será cabeza de serie.
El martes 14 será tiempo de trasladarse a Viena, donde Uruguay se las verá ante Austria, que no será mundialista.
Dos partidos y varios días de trabajo que permitirán comenzar a pensar en el futuro.
Sorteo y búsqueda
El último mes del año será intenso para la selección. El 1º de diciembre se realizará en Rusia el sorteo del Mundial, por lo que inmediatamente conocidos cuáles serán los rivales de Uruguay, los dirigentes e integrantes del cuerpo técnico que sean de la partida iniciarán los contactos y recorridas para elegir cuál será la base de operaciones de la selección durante la primera fase de la cita mundialista, dado que ya en octavos de final FIFA exige que las delegaciones se alojen en los hoteles por ella designados.
Cuadrangular
Ya en marzo del próximo año, la selección jugará un cuadrangular en China, lo que le permitirá aprovechar nuevamente las fechas FIFA.
Más allá de un mínimo de dos millones de dólares que dejará el torneo para la AUF, la selección volverá a aprovechar la posibilidad de juntarse y enfrentar a selecciones que no están confirmadas en su totalidad, pero que habrán clasificado al Mundial y le permitirá a Tabárez continuar sacando conclusiones importantes. El presidente de la AUF, Wilmar Valdez, confirmó no solo el cuadrangular en China sino que también Uruguay tendrá uno o dos partidos de despedida, ambos en Montevideo, antes de viajar a Rusia.
Se especula que la selección comenzará a trabajar unos 20 días antes de la cita mundialista, que se pondrá en marcha el 14 de junio de 2018.
Y seguramente la delegación definitiva viajará rumbo a la sede de la Copa del Mundo pocos días antes del comienzo, tal como sucedió en las últimas participaciones, teniendo en cuenta que FIFA exige que los combinados estén ya instalados cinco días antes del inicio de la competencia.
El cuerpo técnico tendrá entonces intenso trabajo, sobre todo de planificación dado que los días con el plantel, al menos de aquí a que se inicie la preparación mundialista, no serán demasiados.

Compartir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone