“Después del Mundial se les preguntará si quieren que siga”

Terminó el partido y se paró al costado de la cancha para ver festejar a sus futbolistas. “Me conmovió ver a los jugadores festejar dentro de la cancha tras 25 meses de tensión”, confesó el técnico celeste, Oscar Tabárez, tras abrochar la clasificación a Rusia 2018. Después, “es solo una clasificación y la valoro de la misma forma que a las otras clasificaciones. Esto es todo relativo. Esto es para clasificar, no tiene otro sentido. Y lo aprovechamos para hacer evolucionar al equipo. Hay cosas que se corrigen fácil, pero se dan con una preparación larga”, agregó.
El maestro miró para atrás, se paró en el presente y proyectó el futuro. “Se tuvo una eliminatoria en la que, más allá de esos tres partidos consecutivos que se perdieron, nunca se bajó del tercer puesto. Parecía el fin del mundo pero lo dimos vuelta; no era la primera vez que nos sucedía y no somos el único equipo al que nos pasó”, comentó. Explicó el por qué del presente y qué puede esperarse de aquí en más. “Hay que apoyar al que está compitiendo. Los procesos de selecciones, fundamentalmente de las juveniles, son esenciales. Si volvemos a lo de antes corremos riesgo. Aparecen jugadores casi milagrosamente y hay que afirmarlos, tener esperanza de que cuando pasen a medios grandes tendrán certificado de aptitud para jugar en la selección. Tiene que haber un consenso del fútbol para que se apoye al que está trabajando. A los grandes equipos los hacen los grandes jugadores, y tenemos que buscar. Por uno que sacamos, Argentina y Brasil sacan 12. Pero hay una manera de hacer las cosas que nos hace ser competitivos. Hay que continuar el camino. El fútbol nunca se termina y una selección organizada no debería faltar nunca para aspirar a cosas y alimentar el deseo de toda la gente”, se explayó.
Tabárez dejó en claro que “vamos a encarar desde el principio del mes para prepararnos para el Mundial. Tenemos fecha FIFA en noviembre y marzo, y algún partido de despedida que sirve para muchas cosas pensando en el Mundial”.
El contrato del entrenador caducará una vez finalizado el Mundial. Y, por más que falta, la pregunta sobre qué sucederá con su futuro al frente del combinado celeste, está latente. “Después del Mundial se les preguntará a los que estén al frente de la AUF si quieren que siga”, dijo.
Celso Otero, uno de sus ayudantes técnicos, fue un poco más allá. “No cierro las puertas hasta el último día que él crea que tiene que estar. No debemos de afuera jubilarlo. Que sean él y su capacidad quienes marquen cuándo y cómo finalizar. Hay muchas alternativas, transiciones y cosas que se pueden dar sin perder lo que él puede aportar hasta la última instancia”, afirmó.

Compartir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone