Industria molesta por venta de terneros a Turquía y elevado arancel de la carne

 

MONTEVIDEO (Por Pablo Blanc). El presidente de la Federación Rural Miguel Sanguinetti, reconoció que la industria frigorífica “está molesta” por la venta de terneros a Turquía y el elevado arancel de la carne, al referirse al informe presentado la semana anterior por la consultora CPA Ferrere, sobre las pérdidas de Valor Agregado Bruto (VAB).
“Fue una lástima que el informe no hubiera sido presentado a los productores, y trabajado con ellos, lo que habría sido más productivo”, sostuvo el dirigente gremial. Más allá de reconocer que eso es verdad, se pregunta “si vamos a desaprovechar un mercado para terneros porque han puesto un arancel muy alto en la carne. Yo lo que haría sería viajar a Turquía, ponerme a trabajar en el arancel de la carne, si tengo interés de venderle carne, y que el Instituto Nacional de Carnes (INAC) y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) se pongan a trabajar en este tema, y los productores acompañaremos, porque somos interesados en que se venda carne para todas partes del mundo”, dijo.
Sostiene que “lamentablemente no fue bien argumentado y defendido este trabajo, lo que quedará como una anécdota, porque el apoyo que tuvo la exportación de ganado en pie ha sido prácticamente unánime”.
Historió lo que ha sido la ganadería en los últimos 30 años en Uruguay, y cuando en el año 91 apareció la exportación de ganado en pie, “Uruguay faenaba 1.200.000 reses y se decía que llegar a 10.000.000 de vacunos era complicado, porque llegaba y se caía, y además había mucha más cantidad de ovinos. Pero la exportación de ganado en pie estabilizó el rodeo en 12.000.000 de vacunos, y la faena en un promedio de prácticamente 2.500.000 reses, y no hay nada más que decir; ahí está la clave del éxito de lo que ha sido la ley de exportación en pie”, subrayó.
Consideró que el mercado del ganado gordo desde hace unos tres años que está “muy inestable”. Y puntualizó que “ni bien empieza a subir el ganado la industria se tranca y no faena, se licencia, y eso no es bueno. Lo que le ha dado estabilidad a la ganadería es la exportación en pie. Además, me gustaría que estuvieran saliendo vacas gordas hacia Brasil, y que se vendiera algún novillo gordo para China, porque hay posibilidades para hacerlo, brindándole mucha más estabilidad al mercado”.
“Me gustaría hablar con la industria porque en Uruguay no se puede pagar más al ganado”, enfatizó, y dijo haber escuchado en estos días a Marcelo Secco, CEO de Marfrig Mercosur, hablar de tema costos. “De eso hay que hablar. Se debe plantear claramente que faenar un novillo cuesta tres veces más caro que en Paraguay y dos veces más caro que en Brasil. Y los productores seremos los primeros en plantearle al gobierno esos problemas, y cómo bajar el costo de la faena en Uruguay”, dijo.
Para el productor y dirigente gremial, “el productor recibe los coletazos de todos lados. La industria lo que trata de hacer continuamente es pasarle al productor el sobrecosto que tiene para llevar adelante una faena de un animal; es lo que hace en todos estos años. Si el precio internacional fuera más alto, la industria lo podría absorber. El precio se quedó en U$S 3.400 la tonelada de carne, y en esa estabilidad, la industria ha tenido que manejarse con eso y traspasar esa realidad al productor”.
Sostuvo que la Federación Rural “defiende las grandes políticas, y la exportación en pie es una de ellas. No nos olvidemos que en 2010 como gran idea de Mujica se cerró y cortó. Lamentablemente ahí el ministro Aguerre no tenía las cosas demasiado claras, y la Federación Rural salió muy duro y fue uno de los factores conseguidos, que estuviera nuevamente”, finalizó.

Compartir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone