Temporal mata más de 400 borregos recién esquilados de productor de la zona de Merinos

El temporal de la madrugada del martes, con más de 40 milímetros en pocas horas, viento y mucho frío, mató más de 400 borregos recién esquilados a un productor de la zona de Merinos, departamento de Paysandú. Más allá de que el impacto en las majadas fue general en todo el litoral, la utilización de peine fino para la esquila y el hecho de que muchos de los borregos no presentaran una buena condición corporal fue determinante para la muerte de tantos animales.
Los borregos fueron esquilados entre domingo y lunes, pero fueron enviados inmediatamente a un campo grande, sin reparo. La imagen que exhibía el campo al día siguiente fue impactante, con más de 400 ejemplares que nada pudieron hacer ante la fuerza del fenómeno climático adverso.
Consultados por EL TELEGRAFO, algunos productores que han esquilado en estos días indicaron que utilizando las herramientas disponibles se logran muy buenos resultados. Explicaron que se debe emplear el “peine alto y colocar capas tras la esquila”.
De todas maneras, técnicos del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) aclararon que la condición corporal de los ovinos es fundamental para llegar en óptimas condiciones a la esquila. “Especialmente en vientres que están preñados y deben llegar bien alimentados al momento de la esquila”, especificaron.
BUEN DESARROLLO
“Las esquilas están suspendidas a causa de las lluvias que se han registrado durante la presente semana, pero se viene observando un buen desarrollo de la actividad, con lanas de buena calidad e interesante trabajo de los productores, que procuran hacer valer el precio de la grifa”, dijo a EL TELEGRAFO Carlos Andrés Moriondo. “Ese día después de la fuerte tormenta de viento y agua habían terminado varias esquilas, con casos de la majada pariendo y las ovejas sin lana, pero felizmente en la zona de Salto sin lamentar pérdidas”, dijo el integrante de la firma Moriondo y Cía.
Con respecto al mercado de lana, sostuvo que “se mantiene la firmeza por lo fino y empezando a observarse un pequeño repunte por el Corriedale, que venía algo quedado”. Estableció que lotes de 17 micras con alto rinde al lavado puede cotizar a U$S 9 (lotes excepcionales); Merinos sobre las 19,5 a 20 micras pueden superar U$S 8 dependiendo el dato de rendimiento al lavado con muchos negocios concretados”.
Moriondo expresó que “los Merino generales se sitúan de U$S 7 a U$S 7,50 dependiendo datos, cosecha y entrega. Para un Merilin extraordinario (de cabaña, muy fino y de los mejores del país en selección 21,8 micras grifa verde pronto) y que está sobre un rango de finura de Merino australiano cotizó U$S 7,10. En tanto Ideal de 23,5 micras grifa verde se pagó U$S 6,70”.
FIRME INTERÉS
Por su parte, José Luis Trifoglio manifestó a EL TELEGRAFO que la demanda continúa presentando interés por lanas finas y superfinas a buenos valores, “no vistos hace mucho tiempo”. Agregó que, “en el sector de lanas medias, también se han concretado algunas operaciones, mientras que en lanas gruesas se mantiene la inactividad, principalmente por falta de interés (o de colocación en el exterior) por la mayoría de los sectores de la demanda”. En cuanto a las exportaciones de lana y productos de lana, de acuerdo con los datos proporcionados por la Dirección Nacional de Aduanas, a Uruguay ingresaron U$S 191.800.000 por concepto de ventas al exterior de lanas y productos de lana durante el período del 1º de agosto de 2016 al 31 de julio de este año. Esta cifra representa una disminución del 14% con respecto a igual período anterior.
En volumen físico, las exportaciones de lana sucia, lavada y peinada totalizaron 35,5 mkg base sucia, reflejando una caída del 15%. En lana sucia y lana lavada, el principal importador continuó siendo China, mientras que, en lana peinada, el principal destino fue Alemania, seguida por China, Turquía e Italia.
EXTERIOR
Tras culminar el tradicional receso invernal, el mercado lanero australiano retomó la actividad comercial de remates en las tres regiones. La oferta fue voluminosa y, a pesar de ello, el interés de los diferentes sectores de la demanda generaron una fuerte competencia comercial, por lo que se logró colocar un alto porcentaje de los lotes que se pusieron a la venta con precios tonificados con relación a los registrados en el último de los remates previos al receso.
El Indicador de Mercado del Este (IME) subió en moneda local, “pero porcentualmente más en la divisa estadounidense, ya que se tonificó 48 centavos con respecto al cierre anterior (13 de agosto) equivalentes a 4,1% y se ubicó en los U$S 12,21 por kilo base limpia”, acotó Trifoglio.
Teniendo en cuenta la evolución del IME recalculado con base en los cambios implementados esta zafra 2017-2018 por AWEX (a los efectos de que sean cifras comparables), “debemos llegar hasta el 26 de abril del año 2012 para encontrar un cierre semanal superior al de esta semana. Por otra parte y comparando este cierre con los de hace un año atrás, observamos que el IME subió poco más del 25%”, dijo el analista.
Al analizar el comportamiento de los diferentes tipos de lana vellón comercializados esta semana, “observamos que se registraron aumentos que se ubicaron entre 3,1% (25 micras) y 10,6% (30 micras). Si bien los mayores aumentos esta semana se concretaron en el sector de lanas de 28 micras y más gruesas (y esto es una buena noticia para el sector productor), los precios de esos tipos de lana venían muy rezagados con respecto a los tipos de lana más finos”.
La oferta semanal totalizó 52.360 fardos, de los que la demanda adquirió el 96,1%. La semana próxima, según informó AWEX, la oferta semanal prevista se ubica actualmente en 38.500 fardos. Trifloglio manifestó que “en caso de que esa cifra se confirmara y la relación del cambio se mantuviera en el entorno de los niveles actuales, es probable que el mercado continúe firme en los remates programados para los días 16 y 17 de agosto”.

 

Compartir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone