Nelson Manzor: La Liga de fútbol cumplió 106 años en una etapa de “crecimiento”

El pasado viernes 11 la Liga de Fútbol de Paysandú –fundada en 1911– llegó a los 106 años de vida y, según el presidente de la institución, Nelson Manzor, los cumple en una etapa de expansión iniciada un lustro atrás, con más competencia, más jugadores y nuevas iniciativas.
“Es un momento de mucha actividad, la Liga ha venido creciendo desde hace cinco a seis años pasamos de 20 a 30 instituciones, compitiendo en Sub 14, Sub 15, Sub 16 y Sub 19”, indicó Manzor a EL TELEGRAFO. “A veces uno no se da cuenta el volumen de actividad que se mueve. Se disputan alrededor de 25 partidos por fin de semana, con más de 2.000 jugadores registrados, de 700 a 800 jugadores de formativas”, añadió.
A su vez, “hemos dado una demostración de unidad al integrar el fútbol femenino, a los máster y senior; son iniciativas que indican que la Liga de fútbol es la casa del fútbol sanducero”. Manzor destacó el trabajo de las selecciones que se ha basado en un proyecto que no solo atiende el aspecto futbolístico, sino también los estudios, la salud y la nutrición. “Ahora OFI recoge esta idea, mientras que nosotros ya la venimos trabajando desde hace dos a tres años”.
En esa línea, el presidente subrayó el inicio del proyecto “Arco a Arco” en conjunto con la Dirección Departamental de Salud, Comepa, las comisiones juveniles, Mides y la Intendencia, que apunta al desarrollo integral del futbolista. “Lo definimos en marzo y lo pusimos a andar”, dijo el titular de la Liga. El dirigente también cree que se ha realizado una buena labor en relación a la seguridad en los escenarios deportivos. “A partir de la mitad del año pasado, con el apoyo del comando de jefatura, se hizo un buen trabajo y todos los problemas de años anteriores en las hinchadas se han ido solucionando. Eso se refleja en la cantidad de entradas que se venden, que aumentan cada fin de semana”, señaló.
El crecimiento, continuó Manzor, también tiene sus riesgos, como la falta de canchas o de jueces. Esto último se subsanará en parte con el reinicio este año de la Escuela de Árbitros, que buscará incorporar en el corto plazo entre siete u ocho nuevos jueces. Y lo que más preocupa al presidente de la Liga es el “relacionamiento entre los jugadores y los árbitros”, que no pasa por un buen momento. El problema “lo vemos desde hace tres años y a esto hay que atacarlo. Hay que trabajarlo con diálogo, no hay otra forma”, aseveró.

Compartir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone