Mueren más de 1.100 vacas en Brasil

Una supuesta intoxicación alimentaria provocada por la bacteria botulínica, habría sido la causante de la muerte de alrededor de 1.100 vacunos en una estancia del estado brasileño de Mato Grosso do Sul (centro-oeste), con un perjuicio estimado de 2 millones de reales.
El impactante hecho se registró en la estancia “Marca 7” del productor Persio Airton Tozzi, ubicada en el municipio de Agua Clara, a 200 kilómetros de la capital de Mato Grosso do Sul, Campo Grande.
Fuentes oficiales citadas por los medios, descartaron la posibilidad de contagios. Luciano Chiochetta, director-presidente de la Agencia Estatal de Defensa Sanitaria Animal y Vegetal (Iagro) de la región, dijo que la tesis inicial es que la toxina botulínica se reprodujo en el silaje de granos de maíz.
Comentó en declaraciones al portal G1, que “nuestra sospecha es que se debió a la alimentación que recibieron estos animales durante el encierro; recibieron un silaje de maíz en granos y otro común”. En el caso de los animales alimentados apenas con el silaje común, no registraron síntomas.
El especialista precisó que las vacas afectadas comenzaron a mostrar señales de la enfermedad el pasado 2 de agosto. Síntomas como parálisis de los miembros posteriores, inestabilidad al caminar y problemas respiratorios levantaron las sospechas en dirección al botulismo, agregó Chiochetta. Las vacas fueron enterradas en la estancia Mónica Cristina. El principal del establecimiento indicó a través de una nota, que “es un caso aislado, no hay que preocuparse sobre una enfermedad desconocida o de una epidemia”. Chiochetta descartó la posibilidad de contagios.
Afirmó que “es una intoxicación alimentaria, afecta solo a los animales que consumieron esa alimentación”.

Compartir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone