Los árbitros aplicaron mal el protocolo

El próximo lunes se reunirá el Consejo Directivo Central de la Liga de Fútbol con las dos gremiales de árbitros de Paysandú, a los efectos de intentar alcanzar una solución para que retorne el próximo fin de semana la actividad a las canchas, luego de que los jueces aplicaran mal el protocolo para definir su no disponibilidad.
El pasado sábado dos árbitros fueron agredidos por jugadores, y los colegiados decidieron pitar igualmente el domingo aunque paralizar la actividad este fin de semana. Lo cierto es que hubo varias ausencias el domingo, pese al compromiso de los jueces, lo que llevó a que luego los clubes tomaran en plenario una serie de medidas.
El martes los jueces anunciaron que no estarían disponibles para dirigir hasta el próximo 16 de agosto, y al día siguiente los clubes decidieron, entre otras cosas, pedirle a los colegiados un resarcimiento económico por los gastos originados ante las ausencias del domingo anterior. Además, pidieron sanciones a los colegiados que faltaron (presentaron certificación médica en todos los casos) y que se plasmen multas en el próximo contrato entre las partes. Ese mismo martes, la Liga comunicó a OFI que los jueces habían paralizado toda actividad, aunque no señaló que no habría disponibilidad para pitar en la competencia nacional, pese a lo que se cambió la terna que actuará maána en la Copa Femenina, que ya no será sanducera.
Mal aplicado el protocolo
Ayer, el presidente de la Liga, Nelson Manzor, explicó que “el lunes vamos a reunirnos con los árbitros”, y anunció que “le erraron en la aplicación del protocolo” de la Asociación del Interior de Árbitros de Fútbol (AIAF), así como que estuvo en contacto por tal motivo con el presidente del gremio nacional, Walter Brajús.
El propio Brajús confirmó a EL TELEGRAFO que “los árbitros no comunicaron a la AIAF las agresiones y tampoco sobre las medidas que tomaron”, así como que “le erraron en la aplicación de lo que dice el protocolo” firmado con OFI, dado que antes de que se decida la paralización “hay un montón de aspectos a tener en cuenta que están especificadas en el documento”. El árbitro maragato contó que fue durísimo con las dos gremiales sanduceras cuando se enteró de la situación, así como que se comunicó con Manzor para comentarle la situación y brindar una solución.
“Más allá de explicarle a Manzor que los árbitros se equivocaron, le dije tanto a él como a las dos gremiales, que el próximo 25 de agosto se jueguen esos dos partidos que no se disputaron y que las ternas no tengan costo”, comentó.
Y si bien encontró como respuesta de algún colegiado que “estaba a la orden y se ofrecía”, Brajús dejó en claro que “acá no es cuestión de que alguno se ofrezca: las dos gremiales tienen que mandar la disponibilidad al Colegio, y que éste designe al que considere”.
Más allá de todo, este fin de semana no rodará la pelota. Pero quedó en claro que los árbitros locales le erraron feo.

Compartir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone