“Es un invierno de pocos sólidos en donde faltan para los tambos más días fríos y secos”, dijo Andrés Ariano

El gerente de la Asociación de Productores de Leche de Paysandú (APLP), licenciado Andrés Ariano, manifestó a EL TELEGRAFO que “se atraviesa un invierno normal, obteniendo pocos sólidos en la calidad de la leche, faltando más días fríos y secos para mejorar la producción lechera”.
Entiende que “el hecho de tener pocas heladas y, en cambio, temperaturas más elevadas que lo normal para la época no ha sido positivo para los tambos porque, por un lado, el productor aprovechó la situación para dar mayor cantidad de pasturas naturales y sembrados, pero, por otro, le dio menos minerales al ganado, repercutiendo negativamente en los porcentajes finales de grasa y proteína”.
Todo está relacionado directamente “con el endeudamiento que los productores arrastran desde hace tres años, porque cuando el negocio entra a estabilizarse, como en la actualidad, los productores están pensando en cómo hacer para regularizar la situación, mientras que la inversión en el emprendimiento es prácticamente nula”.
Aclaró que el productor hoy procura “pagar las deudas contraídas por meses de magros resultados económicos en los tambos, además de tener que regularizar el Fondo de Financiamiento a la Actividad Lechera (FFAL)”.
Algo similar sucede a nivel de las industrias, que mantienen desde hace por lo menos tres meses lo que pagan a los productores. “PILI se mantiene algo por encima de los $9”, dijo Ariano, recordando que “todo está estabilizado, porque tampoco la remisión a la industria local ha aumentado”.
Para un mejor funcionamiento de la industria sanducera, que ha modernizado sus instalaciones tras la mudanza al norte de la ciudad de Paysandú, es necesaria una mayor cantidad de leche que los poco más de 130.000 litros que reciben diariamente. Se aguarda que esto se revierta en la próxima primavera cuando los tambos aumenten su producción de leche.
A esto debe sumarse que el panorama en el litoral uruguayo no ha sido de los mejores para la producción lechera, teniendo en cuenta el cierre de tambos, que ha generado una importante caída de la producción en los establecimientos de Río Negro, Paysandú y Salto.
En la zona de Salto se remite tanto a Indulacsa como a Conaprole y en este momento se recibe el mismo precio por el litro de leche en ambas plantas. Lo mismo sucede en Paysandú, con productores que remiten a PILI y Conaprole, y en la zona de Young y otras localidades del departamento de Río Negro, en donde los tamberos remiten a Claldy y la principal cooperativa láctea del país.
CUBRIENDO COSTOS
Juan Mario Ambrosoni, técnico de la Sociedad de Fomento Rural de la Industria Láctea de Salto (Sofrils), expresó que “el productor viene cubriendo los costos, dando mínimo de ración, ya que tiene deuda que atender. Nosotros hemos tenido una baja del 30% en la matrícula de los productores y eso afecta mucho a la gremial y al campo de recría. En el tiempo, esta situación no va a cambiar de un día para el otro”, explicó a Tardáguila Agromercados.
Los productores están necesitando ganado para producir más leche, “con un tiempo que ha sido un aliado y las pasturas están rindiendo”, dijo Ambrosoni.
REMISIÓN EN JULIO
Tal como se esperaba, un incremento fuerte de la remisión en julio trajo aparejado un descenso de algo más de 20 centésimos frente a junio en el precio promedio por litro de leche que recibirán los socios de Conaprole en su liquidación del pasado mes.
Con un valor medio de 3,83% de grasa y 3,38% de proteína, se accede a un valor por kilos de sólidos de $138,1 equivalente a $9,96 por litro. En junio, el precio medio se había ubicado en $10,23, con un promedio de 3,87% de grasa y 3,46% de proteína, que determinó el kilo de sólidos de $139,5.
El director de Joselo Alpuín indicó a Informe Tardáguila Lechería que Conaprole había cerrado julio con un incremento en sus niveles de remisión que superó el 10%, con un promedio diario de recolección del orden de los 3,7 millones de litros hasta 3,9 millones.
Se mostró esperanzado en que este buen cierre del invierno implique el comienzo de una “primavera muy buena” que ayude a aliviar la situación de apriete financiero-económico que acarrean varias matrículas. En ese sentido, la cooperativa está estudiando las propuestas y planteos que realizaron las gremiales lecheras para ver qué alternativas financieras puede ofrecer a sus socios en el correr de los próximos días.
EXTENDERÍAN BENEFICIO
El directorio de UTE resolverá en los próximos días extender hasta diciembre el beneficio que otorgó para los para los pequeños y medianos tamberos y la industria láctea para los meses de junio, julio y agosto, en un intento por ofrecer un paliativo que permita sobrellevar la crisis que enfrenta este sector productivo.
La medida se tomará luego de que el Ministerio de Industria enviara una nota al ente solicitando extender el beneficio, además de ofrecer para los tambos una nueva tarifa que debería regir a partir de enero de 2018. El descuento de 15% de la tarifa para esos clientes implica para UTE una renuncia de unos U$S 400.000 mensuales y tiene como objetivo mejorar la productividad de los tambos afectados por la crisis del sector.
La rebaja –para los tambos con hasta 15 kW de potencia contratada– llega al 80% de su consumo por los primeros 500 kilovatios/hora (kWh). Para el resto de los establecimientos e industrias de la cadena láctea, la reducción es del 15% sobre el costo de la energía eléctrica consumida.
La ministra de Industria, Carolina Cosse, justificó esta semana la extensión del beneficio porque es un “sector que lo necesita”. Dijo que “los tambos tienen una tarifa residencial que tiene sus particularidades. Tendría que existir una tarifa tambo, por esas peculiaridades”, explicó.
El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, informó que el tema se analizará con los equipos técnicos para evaluar cómo se puede definir una nueva tarifa. Según el jerarca, en caso de aprobarse esa nueva modalidad tarifaria, no solo será “funcional para el sector tambero”, también a otros emprendimientos que se puedan adaptar a esa alternativa.

Compartir:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone