Diario El Telégrafo | Paysandú | Uruguay

Paysandú, Viernes 05 de Mayo de 2017

“En Uruguay, hay más de U$S 6.800 millones invertidos por el sector lechero, superior a lo de UPM”, dijo Roberto Ceriani

Rurales | 05 May El presidente de la Asociación de Productores de Leche de Parada Esperanza (Aplpe), ingeniero agrónomo Roberto Ceriani, señaló a EL TELEGRAFO que, de la información que recaba para una charla a brindar próximamente, referida a la inversión de la lechería y las fuentes de trabajo que genera, surge que solamente en tierra, ganado, instalaciones de tambo, “tenemos en Uruguay más de U$S 6.800 millones, monto superior de lo que va a invertir UPM por otra planta de celulosa”.
El directivo de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL) e integrante del grupo de Los 29 de Conaprole agregó que: “a eso debe sumársele la logística de fletes, las industrias instaladas en el país, la distribución de los productos lecheros y lo atinente a la exportación, lo que supera con creces el monto antes mencionado”. Y fue más claro aún: “genera entre 60.000 y 70.000 puestos de trabajo en toda la cadena lechera, por lo que debería tener mayor apoyo desde el gobierno”.
Reconoció que si bien las otras inversiones “son nuevas e interesantes, tenemos que conservar lo que tenemos, porque siempre hemos aspirado a tener el campo con productores y no con empresas, cuya producción muchas veces no se distribuye en Uruguay”.
El dirigente estableció que cada tambo genera en promedio “entre 4 y 4,5 fuentes de trabajo, además de 2,5 asalariados; hace que la gente se radique en el campo. La lechería fue el buque insignia del ingreso de la electrificación rural al agro, de la caminería y la tecnología”.
“Lo que no logramos hacer entender es que, además de los apoyos que ya tenemos, se necesitan fuentes financieras adecuadas”, afirmó; “hoy, para comprar un tractor, no hay más de seis años de plazo y el productor que lo adquiere, si bien sabe cuánto es su vida útil, no lo puede amortizar”.
Ceriani manifestó que “se precisa aire para el sector, que pueda canalizarse a través del Banco de la República, y que el sector pueda pagar a largo plazo, para salir del endeudamiento que tenemos, que nos está oprimiendo”.
CAÍDA DE LAS EXPLOTACIONES
Luego de la aguda crisis que provocó una fuerte baja en el precio que las industrias pagaron por la materia prima durante gran parte de 2015 y 2016, desde el Instituto Nacional de la Leche (Inale) se ve con preocupación la fuerte caída que han registrado las explotaciones lecheras en los últimos dos años.
Una de las cuencas lecheras que hoy vive una situación compleja es la del norte: en Salto, Indulacsa (Lactalis) cerró momentáneamente su planta industrial para quedarse solo con Cardona, pero el descenso en los niveles de remisión podría determinar que la empresa deje de levantar la producción de estos tamberos.
El departamento de Paysandú no escapa a esta delicada situación y se estima que entre 2 y 3 tambos cierran al año, aunque también fueron más en la década anterior.
A nivel país, durante 2015 y 2016 cerraron 230 tambos, según registros del Inale. Eso marcó un retroceso en el número de explotaciones del 8% anual, cuando el promedio histórico se ubicaba en 1,5%. Si bien el ganado lechero de esos predios suele ubicarse con facilidad en otros tambos que ya están en marcha, es una señal de alerta que cada vez sean menos las explotaciones que se dedican a este rubro en todo el país.
CAMBIA TENDENCIA
El trimestre enero-marzo cerró con una remisión a plantas industriales acumulada de 395.300.000 litros, un crecimiento interanual de 1%. Todo indicaría que en abril volverá a superarse el volumen del año pasado que sufrió el exceso de lluvias, completando así un cuatrimestre de recuperación.
Luego de que el Inale revisara al alza los volúmenes de remisión de leche para enero y febrero de 2017, la tendencia sostenida de retracción en los niveles de remisión --que se arrastraba de manera interrumpida mes a mes en la comparación interanual desde julio de 2015-- se cortó y ahora parece insinuar un cambio de tendencia, según explica Tardáguila Agromercados.
Los datos de la fase primera contrastan con el volumen de remisión que procesa la principal industria láctea del país: Conaprole. La cooperativa --que es responsable del entorno del 70% de la remisión a planta-- arrastra un descenso en los niveles de recolección de 3,6% en el ejercicio 2016/2017 --que cerrará el próximo 31 de julio-- y de 7% en el último año móvil.
Desde el Inale se entiende que la recuperación en la remisión en Uruguay se debe gracias a los mayores niveles de producción de megatambos, como los que explota la multinacional de Singapur OLAM en varios departamentos del país, o el emprendimiento del empresario argentino Bulgheroni, Estancias del Lago, ubicado en Durazno. El Inale tiene proyectado --luego de una caída que superó el 10% en 2016-- que la remisión a planta se recupere entre 2% y 3% este año, pero preocupa y no estaba en los planes que la productividad de los tambos familiares (de pequeño y mediano porte) no acompañe esa tendencia.
MANTIENE PRECIO
Conaprole resolvió mantener los parámetros y la prima de $7 por kilo de sólidos que está vigente desde febrero para la remisión de abril. De acuerdo con datos preliminares que tenía la cooperativa (con 3,92% de grasa y 3,44% de proteína y 17,5% calidad), el promedio por litro de leche que pagará Conaprole a sus socios será de $10,18 para la liquidación de abril.
El valor por kilo de sólidos se ubicará en promedio en $138 (U$S 4,90). Al tipo de cambio actual, esto implicará un precio por litro de leche de U$S 0,36. En tanto, los socios que cuenten con 19% de calidad y 100% de respaldo lácteo accederán a un valor por litro de $10,33, casi U$S 0,37.
Más allá de la mejora del precio que los tambos suelen obtener a esta altura del año por el incremento estacional de los sólidos, un dólar planchado en $28 y las fuertes compras del Banco Central para sostenerlo en esos niveles les permiten a los productores obtener una recuperación adicional medido en dólares por litro enviado a planta. Sin embargo, la contracara de un dólar débil o a la baja es una mala noticia para las industrias exportadoras, cuya amplia mayoría de costos están en pesos.
MOVILIZACIÓN
Un grupo de productores de las cuencas lecheras de San José y Florida le entregará al presidente Tabaré Vázquez, durante el próximo Consejo de Ministros el lunes 8 de mayo en la localidad de Cardal (Florida), una carta en la que plantean su preocupación por la falta de rentabilidad del sector y pedirán medidas para abatir costos.
En la víspera, la Asociación de Productores de Leche de Paysandú (APLP), remitentes a PILI, decidió apoyar la movilización que se efectuará el lunes en Cardal. Se trata de una movilización pacífica con la que se buscará enfatizar que el sector entiende que hay pocas señales del gobierno ante sus necesidades.
Un comunicado de varias gremiales lecheras de San José señala que “el sector, primer exportador en el pasado, hoy ha relegado ese puesto llegando al 50% de lo que se exportaba, con el agravante de una baja de brazos de los productores y de una caída importante de industrias lácteas con la pérdida de más de 700 puestos de trabajo y la desaparición de más de 200 productores familiares”. La encuesta lechera 2014 indicó que en Uruguay había 3.610 productores con explotaciones que en promedio son de 210 hectáreas aunque el 50% de las empresas tienen menos de 100. En el sector primario de la producción láctea trabajaban 14.500 personas, incluyendo propietarios.


COTIZACIONES

Moneda

Compra

Venta

Dólar USA

27,30

28,35

Argentino

1,50

2,10

Real

8,40

9,70

Euro

29,00

32,50

EDICIONES ANTERIORES

A partir del 01/07/2008

May / 2017

Lu

Ma

Mi

Ju

Vi

Sa

Do

24

25

26

27

28

29

30

31

12

12

12

12


Diario El Telégrafo

18 de Julio 1027 | Paysandú | Uruguay
Teléfono: (598) 47223141 | correo@eltelegrafo.com