Diario El Telégrafo | Paysandú | Uruguay

Paysandú, Domingo 05 de Marzo de 2017

OPINIÓN

SOLICITADA

Locales | 05 Mar 5 DE MARZO DE 1897. A 120 AÑOS DE LA PROCLAMA REVOLUCIONARIA DEL GENERAL APARICIO SARAVIA
Este es su texto:
“Hace infinidad de años que nuestro país, cuyos destinos han sido usurpados por una agrupación de malos ciudadanos, viene sufriendo una situación desesperante, tanto en el orden público como en el orden civil.
La libertad no existe absolutamente en nuestra República; ningún ciudadano independiente tiene derecho a tomar participación en la vida pública, y hasta la libertad individual, la más sagrada de todas las libertades democráticas, ha sido y es violada constantemente, como sucede en la actualidad con las levas organizadas en todos los departamentos para aumentar los Batallones de línea, los asesinatos monstruosos consumados por las fuerzas gubernistas contra indefensos paisanos y las persecuciones de todo género que sufren en general los habitantes de la nación. En el orden civil o administrativo se defraudan los dineros del pueblo de una manera escandalosa convirtiendo los asuntos públicos en negocios leoninos; persiguiendo al comercio y la industria, abatiéndolo en vez de fomentarlos, con impuestos y trabas onerosas; se aumenta la deuda pública a cifras fabulosas a pesar de presupuestos enormes que, no obstante concluyen siempre con déficit, y realízanse negocios de empréstitos ruinosos y operaciones financieras ridículas, con el solo objeto de cobrar coimas; se prodiga los grados militares de una manera bochornosa y, por último, como resultado de todas esas exacciones y corrupción, han producido la ruina y la miseria del pueblo que, en su inmensa mayoría, por miles de compatriotas han tenido que emigrar para la República Argentina y del Brasil donde han encontrado felizmente, como siempre, franca y generosa hospitalidad.
La sangre que forzosamente se va a derramar en la lucha que emprendemos, perdiéndose quizá vidas preciosas para la Patria en los campos de batalla, así como los sacrificios cruentos que sufrirá el país, sean de ellos responsables los malos ciudadanos que nos provocan a la lucha armada, responsabilidad que caerá sobre sus cabezas como una maldición del pueblo oriental. La revolución no escatimará su sangre en defensa de las libertades, ni la del enemigo que se presente con las armas a combatirla, pero respetará al vencido y castigará sin consideración alguna al más pequeño desmán cometido por sus fuerzas.
La juventud, verdadera esperanza para el porvenir y a la cual he profesado siempre tan alto cariño, tiene el puesto de honor entre mis filas compuestas ellas en su inmensa mayoría, como ha sucedido casi siempre en nuestras luchas por la libertad, de ese noble y valiente elemento de nuestros campos, que una vez más abandonando familia e intereses, con el desinterés y abnegación que le son característicos, viene a sellar con su altivez y con su sangre la honrosa tradición de este noble pueblo: de no admitir gobiernos tiránicos y oprobiosos.
VUESTRO GENERAL
APARICIO SARAVIA”
La realidad hoy:
Han pasado 120 años y el párrafo referido al orden civil, ha cobrado vigencia debido a gobiernos que en la etapa económica más próspera de toda la historia del país, no ahorraron para afrontar tiempos menos venturosos, sino que aumentaron la deuda externa a cifras siderales, hipotecando el futuro de nuestras juventudes que la pagarán con su trabajo y sacrificio. En los últimos doce años se han dilapidado los dineros del pueblo con negocios denunciados ante la Justicia. Son paradigmáticas las pésimas gestiones de los Casinos Municipales de Montevideo, de Pluna y Ancap, habiéndose convertido muchos de los asuntos públicos en negocios leoninos, cuya investigación es impedida desde el Parlamento por estos gobiernos que los lleva adelante. La industria y el comercio es aplastada por impuestos que todavía se anuncia que subirán con cargas impuestas en la próxima Rendición de Cuentas del Sr. Presidente. En vez de fomentar la industria y el comercio, para que se creen fuentes de trabajo, los seguirá oprimiendo aumentando la presión tributaria y las trabas burocráticas impuestas, para mantener a sus 300.000 empleados públicos. Se aumentó la deuda externa a cifras fabulosas a pesar de presupuestos enormes que, no obstante concluyen siempre con déficit; hoy el 4% del PBI, más que en la crisis del 2002. Las operaciones financieras ridículas están a la orden del día: la desulfurizadora, la regasificadora, los negocios con Venezuela, “Transfigura” metida en medio de un negocio directo entre los Estados de Uruguay y Ecuador, la compra al amigo del avión viejo de 1970, pago más de lo que vale, para uso del Sr. Presidente, etcétera. Mientras tanto los hurgadores recorren las volquetas de basura para llevar comida a los asentamientos irregulares que siguen avanzando sin cesar, mientras los tecnócratas gubernamentales se pavonean con el ordenamiento territorial. ¡Y la “Fuerza Política” toma mate con Soros y Rockefeller!
Lejos de nuestro ánimo volver a guerras revolucionarias a las que se vio obligado el Partido Nacional en su historia. Pero ahora, después de 120 años, debemos emprender otra revolución pacífica para que en el 2019, esgrimiendo la credencial cívica en las elecciones nacionales y las elecciones departamentales, todos juntos los que no estamos de acuerdo con este régimen del tapujo y el acomodo, saquemos del gobierno a este partido político que hoy nos gobierna. Por incompetente, inoperante, vanidoso, fisgón rapaz de la clase media a quien controla sus cuentas para ver cuánto se le puede llevar. Defensor y asociado ideológicamente con todos los regímenes fraudulentos y dictatoriales de América Latina. Ignorante de la realidad del mundo al cual sale a dar vergüenza con charlas banales ante los gobernantes de las potencias del primer mundo. Los defraudados, arrepentidos y enojados habrán de dar el paso. Seguir con la involución o labrar una convivencia digna y justa basada en la honestidad, la libertad, la paz y el trabajo que trae el progreso de los pueblos. “Dignidad arriba y regocijo abajo”, como dijo el General.
Ing. Ramón
Appratto Lorenzo


COTIZACIONES

Moneda

Compra

Venta

Dólar USA

27,60

28,90

Argentino

1,50

2,10

Real

8,55

9,85

Euro

28,50

31,50

EDICIONES ANTERIORES

A partir del 01/07/2008

Mar / 2017

Lu

Ma

Mi

Ju

Vi

Sa

Do

12

12

12

12


Diario El Telégrafo

18 de Julio 1027 | Paysandú | Uruguay
Teléfono: (598) 47223141 | correo@eltelegrafo.com