Diario El Telégrafo | Paysandú | Uruguay

Paysandú, Miércoles 11 de Enero de 2017

Solicitada

Locales | 08 Ene DE LA GESTIÓN DE LOS NEUMÁTICOS FUERA DE USO (NFU)
Los países de la Unión Europea (UE) generan anualmente 2.500.000 toneladas al año de neumáticos fuera de uso (NFU). La disposición final de NFU presenta una serie de inconvenientes, como son la ocupación de un gran volumen de espacio debido a su geometría y la dificultad de su compactación. En el caso de combustión a cielo abierto, produce humos contaminantes de difícil extinción, teniéndose constancia de incendios de grandes acopios que han ocasionado verdaderas catástrofes ambientales. La forma del neumático facilita la acumulación de agua en su interior cuando está almacenado al aire libre cuya temperatura se eleva por la radiación solar dándose las condiciones ideales para la proliferación de insectos trasmisores de múltiples enfermedades, sirviendo además de cobijo a roedores y otras especies indeseables. El neumático es además un residuo no biodegradable, ya que ha sido concebido para ser un producto de altas prestaciones y larga durabilidad, cuya degradación en el medio natural se estima superior a 100 años. Por la estabilidad química de las sustancias que lo componen en ningún caso ha sido considerado un residuo tóxico o peligroso. Atendiendo este escenario, el 13% de los NFU que se generan en la UE se recauchuta, cambiándosele la banda de rodamiento a los efectos de permitir una segunda utilización de los mismos como ruedas. Un 22% se incinera como combustible en industrias cementeras y acerías y otro 51% se tritura, obteniéndose un material de caucho granulado con utilidad en numerosos sectores, tales como la vialidad, la construcción, etcétera. Combinado con el asfalto sirve para construir carreteras, con la ventaja de que el caucho mejora el rodamiento, soporta mejor los efectos de la contracción dilatación y reduce ruidos, propiedad esta última que hace que el sector de la construcción sea uno de los pilares que apoya el reciclaje de NFU para su utilización como aislante sonoro para viviendas. Otro de los usos ampliamente extendidos de este material triturado, es la construcción de pavimentos deportivos y de pavimentos de seguridad. En los países en vías de desarrollo en tanto, los NFU son generalmente dispuestos en los vertederos municipales, donde las dificultades que generan su compactación y cobertura determinan que acaben dispersos en el lugar, donde periódicamente son incinerados a campo abierto, con las consecuencias ambientales altamente negativas que esta práctica trae aparejada. Otra práctica muy común, se ha vuelto la utilización de los NFU, debido a su alto poder calórico, como material de combustión en los hornos ladrilleros, produciendo humos contaminantes de difícil extinción, que acaban ocasionado daños ambientales significativos y a la salud humana. Para el caso de Uruguay, la reciente aprobación del Decreto Nº358/2015, que reglamenta la gestión de neumáticos y cámaras fuera de uso a nivel nacional, ha generado el marco normativo que se supone permitirá comenzar a encaminar el manejo adecuado de este residuo en el país. De acuerdo con este decreto, fabricantes e importadores de neumáticos deberán contar con planes de gestión de NFU aprobados por la Dinama del Mvotma. Estos planes deberán promover (en este orden) los procesos de reuso, reciclado y otras formas de valorización de los NFU como la valorización energética, estableciéndose que la disposición final en relleno mediante enterramiento o vertido, solo podrá realizarse en los casos en que no exista otra alternativa viable, para lo cual de todos modos, se deberá contar con la autorización de la Dinama del Mvotma. Más allá de las posibilidades de reuso tradicionales ya existentes (recapado, recauchutado, remoldeado), la alternativa que se ha manejado a nivel del gobierno nacional y los gobiernos departamentales para la gestión de los NFU en Uruguay, es la de la valorización energética como material de combustión en planta cementera. No obstante, el alto costo de esta alternativa, la cual debido a la necesidad de colocación de filtros especiales y otras modificaciones relacionadas requeridas por este tipo de plantas, rondaría según los técnicos del gobierno nacional varios millones de dólares, ha dejado el asunto estacionado. En este contexto y en consonancia con el criterio de reciclado promovido en el Decreto Nº358/2015, quien escribe elaboró en noviembre de 2014 en el ámbito del parlamento nacional, un proyecto de reciclado de NFU, el cual se entiende que hoy podría presentarse como un plan maestro de gestión de estos residuos, permitiendo así a la Intendencia de Paysandú constituirse en gestor autorizado por la Dinama del Mvotma, asumiendo la gestión de los NFU que se generan no solo en el departamento, sino en la región toda. Al respecto y para quien tenga interés en el tema, existe incluso un expediente sobre este tema promovido por quien escribe en la Intendencia de Paysandú en 2011. Este proyecto de Reciclado de Neumáticos Fuera de Uso (NFU), que tiene además la potencialidad de poder integrarse perfectamente como una componente más del proyecto de Gestión Integral de los RSU (Girsu), comprende la instalación en la ciudad de Paysandú de una planta de reciclado de NFU de última generación de origen alemán, con capacidad de entrada en la planta granuladora de hasta 2,5ton/h, la cual tiene un costo de U$S2.645.973 (dos millones seiscientos cuarenta y cinco mil novecientos setenta y tres dólares americanos). Los resultados más significativos que se espera obtener de la implementación del proyecto son: 1) reciclado de NFU mediante la recuperación y aprovechamiento de sus componentes materiales: caucho vulcanizado en forma de gránulos y de polvo (65%), acero (15%) y textil (20%); 2) producción de mezclas bituminosas de uso vial de mejor calidad, a partir de la incorporación en las mismas del caucho vulcanizado en forma de gránulos y de polvo y 3) disminución del volumen de NFU a disponer en el relleno sanitario municipal, con optimización del servicio de compactación y cobertura de los mismos. Sin dudas, para una ciudad como Paysandú donde la Intendencia cuenta con una planta asfáltica, reciclar los NFU incorporando el caucho vulcanizado en forma de gránulos y de polvo, en la producción de mezclas bituminosas de mejor calidad para uso vial (menor sonoridad, mayor escurrimiento, menor deformación, mejor rodamiento) sería una innovación prácticamente histórica, que no solo mejoraría sustancialmente la calidad de la vialidad de la ciudad de Paysandú, sino que representaría una mejora de primer orden en la calidad ambiental de la ciudad. El proyecto con las ideas de cómo hacerlo existe, ha sido consultado con ingenieros viales nacionales de primer orden y está en manos de personas que pueden tomar las decisiones políticas (o incidir verdaderamente para que otros las tomen) para que la innovación se materialice. El dinero que se necesita para la compra de la planta de reciclado puede conseguirse por inversión privada con interés en el tema, o la propia Intendencia (representa prácticamente el monto equivalente a un año del monto que el Fondo de Desarrollo del Interior de la OPP destina a los gobiernos departamentales cada año, durante cada uno de los cinco años del período). La legislación que respaldaría el desarrollo de la innovación existe. Sería de esperar entonces, que una solución innovadora y significativa a este problema ambiental tan serio, no demore demasiado.
Lic. Martín Appratto Mathisson


COTIZACIONES

Moneda

Compra

Venta

Dólar USA

27,95

29,55

Argentino

1,50

2,10

Real

8,35

9,65

Euro

28,90

31,90

EDICIONES ANTERIORES

A partir del 01/07/2008

Ene / 2017

Lu

Ma

Mi

Ju

Vi

Sa

Do

12

12

12

12

12

12

12

12

12

12

12


Diario El Telégrafo

18 de Julio 1027 | Paysandú | Uruguay
Teléfono: (598) 47223141 | correo@eltelegrafo.com